Saltar al contenido
▷ Descargar libros gratis en pdf y epub 【2019】 Una página libre de Virus!!

Búscame al amanecer

Buscame al amanecer pdf

Búscame al amanecer Sinopsis

Y colorín colorado, este cuento se ha acabado, ¿O no?
Tras pasar tres meses de vacaciones en el Hotel Villa Magic, Elena y Laila regresan a Oviedo separándose de sus amigas quienes han encontrado el amor en Gandía.
Quince meses después el destino les tiene preparada una sorpresa y viajan de nuevo a aquel hotel donde tantos momentos vivieron. Allí, Elena se reencontrará con Samuel, el joven y sexy animador infantil por el que suspiró en silencio durante esas vacaciones.
Samuel siempre se ha sentido atraído e intrigado por Elena. Y no podría estar más feliz al enterrarse de que será su nueva compañera de trabajo. El animador hará lo necesario para averiguar qué se esconde tras esa triste mirada esmeralda, pero el camino no será nada fácil.
Vive junto a Elena, Laila, Nerea y Ada sus nuevas aventuras.
Ríe, llora, siento de nuevo con los personajes de Despiértame con un beso. Vuélvete a enamorar


Ficha técnica

Título: Búscame al amanecer
Autores: Clara Álbori
Serie: II de Despiértame con un beso
Nº de páginas: 964
Idioma: Español
OS: iOs, Android, Windows
Servidores: Google drive, 1Fichier, Zippyshare, y Onedrive


Descargar libro Gratis Búscame al amanecer – Clara Álbori

Samuel no dudó en pedirle a Hugo que le cubriera durante unos minutos.
En coche estaba a dos minutos del lugar donde se encontraba Elena y no
pensaba dejarla tirada en una ciudad en la que apenas sabía moverse. A su
compañero ni siquiera le dio una explicación coherente. Simplemente le dijo
que tenía que ir a atender una urgencia.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Sabía que, si le decía que iba a buscar
a Elena, a la vuelta le haría un tercer grado en toda regla y no pensaba
responder preguntas tontas, pues entre ellos no había nada y no quería que la
gente pensara así. No porque le molestara a él, sino porque no quería que
Elena se sintiera incómoda sus primeros días de trabajo. En el hotel
enseguida todo el mundo se enteraba de los distintos chismes que ocurrían.
Pasó por casa para recoger el coche y en menos de cinco minutos se
encontró con Elena que en ese momento hablaba con el hombre de la grúa. A
sus pies había tres maletas y dos cajas de cartón que supuso que era todo su
equipaje.
Dejó el coche delante del de Elena y bajó. Silbó al ver aquel viejo
vehículo. No tenía buena pinta.
—Gracias por venir —le saludó Elena—. No tenías porqué y menos si
estabas trabajando.

—Bueno, Hugo me debe bastantes horas de cuando se fugaba porque su
princesita le daba demasiados quebraderos de cabeza. —Rio—. ¿Estás bien?
—Sí. Pero el coche… —Lo miró apenada—. No puede decir lo mismo.
El hombre que estaba con ellos, tras subirlo a la grúa, les indicó el taller
donde lo llevaban. Elena le dio las gracias y miró como su coche desaparecía.
Sin decir ni una palabra, Samuel cargó las cosas en el maletero de su
vehículo y Elena montó en el asiento del copiloto. No tardaron ni dos
minutos en llegar al hotel y, tras sacar todo del coche, Samuel se despidió de
ella con un simple «Ya nos veremos» y regresó a su automóvil para dejarlo
en el garaje del hotel antes de seguir trabajando.
Dos empleados del hotel la ayudaron a subir todo al cuarto que ocuparía
durante un tiempo y tras darles las gracias, buscó en el GPS de su móvil el
taller donde habían llevado su coche. Como no tenía nada qué hacer, decidió
dar un paseo hasta allá, pero al ver que tenía más de una hora a pie,
finalmente se decantó por pedir un taxi que la llevara hasta el taller.
Sin lugar a duda, la nueva etapa de su vida no empezaba nada bien.
—Su coche ha pasado a una vida mejor, lo siento.

—¿Cómo? No puede ser. Mi coche ha sufrido cosas peores. Es viejo, lo
sé, pero seguro que tiene arreglo.
El mecánico suspiró y negó con la cabeza.
—Se ha estropeado la junta de culata.
—¿La qué? —preguntó sin entender.
—La junta de culata. Es una pieza esencial para el buen funcionamiento
del motor. Asegura la estanqueidad de la comprensión del mismo. Se rompe
por su deterioro. —Comenzó a limpiarse las manos llenas de grasa con un
trapo—. El humo ese que ha salido del capó, en realidad es vapor del líquido
refrigerante. Eso ha sido debido a un sobrecalentamiento del motor con las
consecuentes pérdidas de agua o refrigerante y un mal ajuste de la culata
sobre el bloque motor.


Leer  en online dando clic abajo

 online


PDF


EPUB


Mas libros del mismo autor:

Una ultima vez - Clara Albori

Una última vez – Clara Álbori

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!