Saltar al contenido
▷ Descargar libros gratis en pdf y epub 【2019】 Una página libre de Virus!!

Casi sin querer

Genero: Aventura

Sinopsis del libro 

El amor algunas veces es tan complicado como impredecible. Pero al final lo que más valoramos son los detalles más simples, los más casi sin querer pdf bonitos, los que llegan sin avisar. Y a la hora de escribir sobre sentimientos, no hay nada más limpio que hacerlo desde el corazón.


Ficha técnica del libro

Título: Casi sin querer

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Autor:  Jose A. Gómez Iglesias  Defreds

Genero: Aventura

Tamaño: 1.20MB
Nº de páginas: 689
Idioma: Español
OS: iOs, Android, Windows
Servidores: Google drive, 1Fichier, Zippyshare, y Onedrive


Descargar libro de casi sin querer en pdf o epub gratis 

Había una vez una chica que adoraba ver el mar y escuchar a Leiva.
Siempre bien vestida con la sonrisa puesta. Y la ropa también. De esas sonrisas
que no pasan desapercibidas para nadie, que sin ser perfectas te dejan marcado.
Que sus vestidos le hacían unas caderas encantadoras. Impecable, como si
todo fuera siempre bien. Tan cabezota que te daban ganas de comerla o de
matarla.

Llena de miedos, llena de dudas que no compartía con nadie. Con un fondo
tan bueno y tan sensual que daban ganas de morderle los labios. Y ahí sigue, a su
manera se hace notar, nunca está, nunca se marcha. Solo le falta un paso más,
por una vez en su vida arriesgar.
Y seguirá endulzando entre semana esta ciudad de mar con su sonrisa sana.

Hay personas que pasan por nuestra vida, que son heridas. Algunas desde el
principio y hasta el final. Otras aparecen para salvarte y terminan matando.
Lo intentamos todo: desinfectar, tomar calmantes para el dolor… y
terminamos poniendo una tirita.

El problema es que siempre quitamos la tirita poco a poco, con dolor en
cada tirón, y algunas veces es mejor tirar de golpe, arrancando la piel solo por
una vez.
Cicatriz nos va a quedar igual, pero solo una y más bonita. Y aunque esté
curada siempre escuece.

Bailaría contigo aun sin saber. Aunque no sonara música. Y en la cama
también. Pararía el ascensor. Te besaría contra el espejo y te dejaría sin bragas.
Escribiría cada noche una canción para ti. Quizá te la leería después de hacer el
amor. Cogería el primer tren a ninguna parte. Te taparía los ojos desde atrás. Y
que le jodan al revisor mientras nos besamos. Convertiría los inviernos en
primaveras.

De tu mano, todos los otoños se harían verano entre tus piernas. Y si
no existiera la playa, la haría en tu piel. Mordería tu pecho dentro del agua.
Pintaría tu nombre en la arena. Esas noches aburridas, te esperaría en tu portal,
para irnos a los columpios, como clandestinos.
Besarte en la frente y dormir en tu sofá. Pelear con la almohada hasta tirarte
de la cama. Y mirarte a los ojos antes de acostarme diciendo un te quiero solo
con la mirada.

Me gustan esas historias que empiezan con un «Va a ser un viernes de
mierda» y terminan siendo distintas: por amigos en común, por dos besos de
presentación, cuatro miradas furtivas y dos sonrisas que hablaban. Que se
convierten en un sábado al sol, de la mano, de beso en la frente. De ponerse de
puntillas y olvidarse de las fotos, del ruido, del mundo.
Y asi fue.

Ahora escribo desde estas cuatro paredes, llenas de Post-it. Con la radio
sonando, preguntándome cuándo te volverás a poner en mi camino, a posarte en
mi pecho. Recordando cómo esa madrugada me desperté, salí a la terraza
descalzo, por si pasabas.

Y me volví a la cama. Me arropé, como tú me
arropabas. Y me descubrí sonriendo cuando resonó en mi cabeza el «ser valiente
no es cuestión de suerte». Ese que tanto tarareabas. Que ahora odio, y tú seguro
aún cantas. A otros ojos, a otras manos.

Me gustaría abrazarte en 20 eneros distintos.
Ya sabes que mañana 21 es primavera.
Que suene Taylor Swift y su 22.
Ver en el sofá contigo el número 23
y follarnos las 24 horas del día.
25 ojalá, si existieran.
Escribirte 26 cartas
y 27 caricias contra la luna.
28, qué inocente tu casi sin querer epub mirada.
29, como el de febrero cuando faltas.
Como cuando reduces a 30 para besarme.
Hasta el 31 el cava me sabe a tu boca.


Leer  en online dando clic abajo

 online


PDF


EPUB


Mas libros del mismo autor:

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!