Saltar al contenido
▷ Descargar libros gratis en pdf y epub 【2019】 Una página libre de Virus!!

Catarsis El Desenlace

 Sinopsis del libro 

Siempre suponemos que el día de nuestra muerte sentiremos algo, aunque sea un leve cosquilleo, algún presentimiento, o incluso alguna extraña señal que nos ayude a intuir que el final se acerca. Pero mi mundo se vino abajo un día nada especial, sin avisos ni señales. De repente todo dio un giro inesperado y mi vida terminó. Ahora me encuentro en Catarsis, preparada para enfrentarme a la batalla más importante de mi vida, o quizá de mi muerte.

¿Cómo definir lo que es Catarsis? Podría decirse que es un mundo en el que solo tú puedes decidir lo que ocurre, solo tú y tu poder, el problema es averiguar cuál es este, aunque yo creo que casi lo he conseguido.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Parece sencillo, ¿verdad? Pues no lo es tanto cuando un ejército entero confía en que vas a salvarlos del peor de los destinos y cuando, además, el Señor del Mal te vigila tan de cerca. Por cierto, ¿he mencionada ya que dicho Señor es el ser más atractivo/insufrible de este mundo y de todos los demás mundos?
¿Te atreves a entrar en Catarsis?
DEMUÉSTARAME QUE ESTE MUNDO NO EXISTE


Ficha técnica del  libro

  • Título: Catarsis El Desenlace
    Autores: Anabel García
    Serie: II de Catarsis
    Nº de páginas: 631
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro Gratis Catarsis – (02) – el desenlace – Anabel García

Al cabo de un rato volando, llegamos a una especie de casitas moradas,
parecidas a las de los pitufos.
«Un momento, esto ya lo he visto antes».
Es increíble, pero mi cabeza hila por sí misma y de una manera casi
magistral, la información que me dio aquella milenaria tortuga cuando me
encontraba en Clasir. Me dijo que si pensaba en algo mientras caía por la
Cascada de los Deseos, se cumpliría. Yo vi a los búhos en mi descenso y, acto
seguido, creí ver unas casitas que luego resultaron no estar allí, sino aquí.
¡Estaba viendo el futuro!
—¡Ahí abajo! —señalo las casitas, embargada de emoción.
Descendemos los cuatro hasta las entrañables casitas moradas. Tienen
forma de setas y son muy brillantes, dignas de la mejor historia de ciencia
ficción del mundo.

Llamo a una de las puertas, pero nadie responde. Todo permanece en
silencio. Repito la misma operación en cada una de las nueve casitas y
obtengo el mismo resultado, ninguno.
—¿Por qué crees que los búhos están aquí? —pregunta Azael,
asombrado.
—¿Tú también lo crees? —inquiero, molesta por su soberbia.
El serafín hace una mueca de disgusto exagerado.
—No —admite.
Trok se ríe.
De pronto, una de las puertecitas se abre, de manera muy lenta, para que
un pico y dos grandes ojos asomen, temerosos.
—¿Azael? —susurra.
El gran serafín lo mira de manera despectiva. No entiendo por qué no
permite que nadie se le acerque demasiado, si en el fondo es un osito de
peluche. Bueno, tanto como un osito de peluche…, dejémoslo en que en el
fondo no es tan malo como parece.

—¿Piensas quedarte ahí parado sin hacer nada? —le recrimino.
—¿Noa? ¿Sois vosotros? —musita el búho al escucharme.
—¡Sí, hemos venido a salvaros! —le anuncio.
Entonces, se mete de nuevo corriendo en su casita, yo diría que más
asustado que contento.
—Dejadme a mí, Romeo y Julieta —dice Trok, llamando a la puerta—.
¡Abridme, solo venimos para ayudaros! Se avecina una guerra y no podéis
quedaros aquí solos.
Ahora lo que se abre es la ventana.
—¿Una guerra? —pregunta el búho desde el interior, con un tono de voz
algo más vivo.
—Vamos a luchar contra los serafines para salvar al Gran Máster —le
indico, entusiasmada.

—¿En serio, crees que todavía queda algún ser viviente en Catarsis que
no se haya enterado ya? —me critica el insoportable serafín.
De pronto, la puerta se abre de par en par y tres búhos salen de la casa a
toda prisa, pisándose unos a otros. Estos parecen mucho más lustrosos que el
de la Gruta, al menos habrán podido comer bien.
—¡Contad con nosotros, Noa! —vitorean, mientras me hacen una
reverencia y yo saco la lengua a Azael.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros relacionados

Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!