Saltar al contenido

El rey recibe

Genero: Aventura

 Sinopsis

Barcelona, 1968. Rufo Batalla recibe su primer encargo como plumilla en un periódico: cubrir la boda de un príncipe en el exilio El rey recibe pdf con una bella señorita de la alta sociedad. Coincidencias y malentendidos le llevan a trabar amistad con el príncipe, que le encomienda, entre otras cosas, escribir la crónica de su peculiar historia.

El opresivo ambiente de la gris España franquista pronto se quedará pequeño para Rufo, que viajará a Nueva York con poco dinero, grandes esperanzas y el difuso objetivo de hacer algo emocionante con su vida.
Rufo Batalla será testigo de los fenómenos sociales de los años setenta, como la igualdad racial, el feminismo, el movimiento gay o el desplazamiento de los grandes centros culturales y la deriva de la cultura hacia nuevas formas de expresión, fenómenos que en buena parte hicieron del presente lo que es hoy. Y dejará constancia, no tanto de los hechos como de la forma en que lo vivieron quienes los presenciaron.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Con la conocida unión de maestría narrativa y refinamiento estilístico del autor, personajes reales e imaginarios, típicos del universo de Eduardo Mendoza, se dan la mano en esta novela, brillante inicio de la trilogía Las Tres Leyes del Movimiento, que recorrerá los principales acontecimientos de la segunda mitad del siglo XX.


Ficha técnica

  • Título: El rey recibe
    Autores: Eduardo Mendoza
    Serie: I de Las Tres Leyes del Movimiento
    Nº de páginas: 573
    Idioma: Español
    OS: iOs, Android, Windows
    Servidores: Google drive, 1Fichier, Zippyshare, y Onedrive

Descargar libro de El rey recibe en pdf o epub gratis

Alicia Pujadas tenía unos treinta y pocos años y era de un pueblo de
Huesca, que había abandonado de niña para estudiar en Zaragoza primero y
luego en Madrid, pese a lo cual parecía una monja recién exclaustrada. Sin ser
fea, no era físicamente atractiva. Timorata y redicha, se escandalizaba por
cualquier cosa, desde un chiste irreverente o subido de tono hasta una palabrota
o una afirmación levemente heterodoxa, como si no hubiera abandonado nunca
el ambiente cerrado y atrabiliario de donde procedía, en lugar de llevar muchos
años viviendo en aquella ciudad en la que toda perversión tenía su escaparate.
Buena como el pan, amable y simpática de trato, se declaraba una romántica
empedernida y, según fui sabiendo, había pasado por la cama de muchos
hombres en busca de un amor imaginario, sin que eso hubiera mermado su
actitud puntillosa y estricta. Nunca supe si todos se aprovechaban de su
ingenuidad o si ella, con su aparente inocencia, se estaba resarciendo de la
represión vivida en su infancia y primera juventud.

Don Luis Carvajal tenía el aspecto de un funcionario ministerial
trasplantado sin que en ello hubiera mediado de su parte ni voluntad ni traba, y
tan bien adaptado a su lugar de destino como indiferente a los usos y
peculiaridades locales. Según él mismo me contó a poco de mi llegada, había
nacido en Torrelavega, provincia de Santander, y de muy niño había perdido a su
padre en la guerra, de resultas de una infección contraída en el hospital de
campaña donde trataban de curarle una herida leve recibida en el frente. Cuando
le pregunté en qué bando luchaba su padre, el señor Carvajal se encogió de
hombros y dijo no saberlo.

En el que le alistaron, respondió, ¿eso qué más da?
Había decidido que aquella diferencia no debía pesar en su vida más de lo que ya
le pesaba haber quedado huérfano de padre y haber crecido junto a su madre y su
abuela en un hogar marcado por la tragedia, en una pequeña ciudad de provincia
propicia al estigma y la murmuración, y con las estrecheces propias de la
posguerra.


Leer  en online dando clic abajo

 online


PDF


EPUB


Mas libros del mismo autor:

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *