Saltar al contenido

La madre

Sinopsis del libro

Un breve parágrafo en el jornal anuncia el descubrimiento de unos restos viejos de un bebé en una zona en construcción de la ciudad de Londres. Poquísimos lectores siquiera le van a echar una ojeada.
Para 3 mujeres, no obstante, la nueva es imposible de ignorar.
Para la primera, es el recuerdo de lo peor que le ha pasado en la vida.
Para la segunda, la peligrosa posibilidad de que su secreto más escondo sea revelado.
Para la tercera, la cronista Kate Waters, la primera pista en una carrera para descubrir la verdad.
Secretos guardados a lo largo de años, sepultados bajo tierra y en el fondo del corazón, van a salir a la luz para mudar 3 vidas por siempre.
Fiona Barton vuelve con su protagonista Kate Waters en un nuevo thriller imposible de olvidar.


Ficha técnica

  • Título: La madre
    Autores: Fiona Barton
    Nº de páginas: 679
    Idioma: Español
    OS: iOs, Android, Windows
    Servidores: Google drive, 1Fichier, Zippyshare, y Onedrive

Descargar libro Sin coste La madre – Fiona Barton

El estudio estaba lleno de vehículos. Había fotografías de carrocerías
espectaculares, detalles niquelados y circuitos de carreras por doquier. Joe
señaló uno de ellos y dijo:
—Ése es Goodwood, ¿no?
Len Rigby se aproximó a la fotografía para examinarla de cerca.
—Sí, preciso. Voy todos los años al Festival de la Velocidad. ¿Has ido alguna
vez?
—Sí, a mi madre le dan convidaciones y siempre y en toda circunstancia me quedo una — contó
Joe—. Me chifla.
—Tampoco deseamos hurtarle demasiado tiempo, inspector — comentó
Kate como indirecta.
—No, claro. Echemos una ojeada a lo que tengo sobre los Irving — repuso
el inspector, guiñándole un ojo a Joe.
Era una carpetita delgada con notas manuscritas que rebajó las expectativas
de Kate inmediatamente.

—Bueno — afirmó Rigby—. A ver qué tenemos acá.
Pasó las hojas de manera rápida, demasiado para el gusto de Kate. Sin
embargo, se detuvo a medio camino y sacó 2 papeles del dosier.
—Estas notas las escribí tras descubrir la infidelidad del marido
— explicó—. Nick Irving aseveró que había sido un descuido puntual y que ni
siquiera sabía el nombre de la mujer cuando se lo pregunté delante
de su esposa. Mas sí que lo sabía. Me llamó al día después y me lo afirmó. No
quería que Angela lo supiese. Estudiamos a esa otra mujer y…, ¿dónde se encuentra el
nombre? Ah, aquí: Marian Laidlaw.
Kate lo anotó y verificó que lo había escrito apropiadamente.
—¿Y de qué manera era? — preguntó Kate.
—Mi sargento fue quien la vio. Afirmó que era una mujer agradable y
decente de 35 años. Una enfermera, como la señora Irving. Lo que
se suponía que había sido solo un descuido resulta que duró un tiempo, según
ella. Nick Irving le había prometido que dejaría a su esposa, mas se acabó
cuando Angela lo descubrió.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

—¿Enfermera? — afirmó Kate, con el pulso acelerado de repente—. Cielo
santo. ¿Y sabía quién era Angela? ¿Trabajaba en el centro de salud de Basingstoke?
—No, desgraciadamente no — respondió el inspector—. Nos pasó lo mismo que
a , de pronto nos emocionamos. Creíamos haber encontrado a alguien
sospechoso de veras. Mas resultó que la señorita Laidlaw tenía una coartada
a prueba de bombas. En el instante del acontencimiento estaba cumpliendo su turno en
una sala geriátrica de Southampton, a múltiples quilómetros de distancia, y un
montón de testigos lo confirmaron. Otro callejón sin salida.
—De todos modos es interesante — comentó Kate.
—¡Len, la cena está servida! — chilló su esposa.
—Bueno, creo que les he contado todo cuanto sé — afirmó el inspector
Rigby.
—Ha sido muy afable — apuntó Kate, estrechándole la mano con firmeza
—. Supongo que no le va a importar dejarme esas notas unos días, ¿verdad?
Prometo devolvérselas…

—¡Len! — La voz sonó con más insistencia.
—¡Voy enseguida, cariño! — gritó—. Pueden retratarlas, mas no se las
puedo dejar. Y todo cuanto les he revelado pueden emplearlo como información
de respaldo, mas no deseo que me citen. ¿Entendido?
—Tiene mi palabra — afirmó Kate mientras que Joe comenzaba a fotografiar
las páginas con el móvil.


Leer  en en línea dando click abajo

 online


PDF


EPUB


libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentarios (2)

Los enlaces están caídos, espero que se pudiese resubir. Mil gracias.

Responder

ya te los resubi gacias por comentar!! buen dia

Responder