Saltar al contenido
▷ Descargar libros gratis en pdf y epub 【2019】 Una página libre de Virus!!

Recordar – (Negro atardecer 03) – Tania Castaño Fariña

Sinopsis del libro 

Ainhara ha despertado en la habitación de un hospital. Sola,  plagada de heridas y con algo inquietante: sin recordar pdf nada. Toda ella se ha desvanecido ante sus ojos y  ni siquiera sabe su propio nombre. ¿Quién es? ¿Qué ha ocurrido?


Ficha técnica del  libro

  • Título: Recordar
    Autores: Tania Castaño Fariña
    Serie: II de Negro Atardecer
    Tamaño: 1.05MB
    Nº de páginas: 154
    Idioma: Español
    Servidores: Google drive, Zippyshare, y Onedrive
  • Formato: Pdf,Epub,Mobi y más.

Descargar libro de Recordar en pdf o epub Gratis

Comienzo a ver que el mundo no es tal y como me lo estaban mostrando.
Soy un lienzo en blanco en el que volver a pintar. Todo cuanto he ido
aprendiendo estas semanas es falso. Pienso y me siento estafada, Connor ha
estado dándome pinceladas de mi vida y, tal vez, sepa algo más de mi.
¿Quién soy?
¿No merezco recordar?
—No es necesario que te cruces de brazos. —Sonrió Connor.
Ella lo fulminó con la mirada mientras aguantaba la postura. No pensaba
ceder ni un centímetro a ese hombre.
—Ainhara… —susurró pidiendo que cediera.
Pero no lo consiguió y se dio por vencido. Tomó una silla y se sentó
delante de ella, estaba tan serio que la joven no podía más que respirar
velozmente. ¿Qué podía explicarle? ¿Quién era? Necesitaba respuestas pero
no estaba segura de si le iba a gustar lo que iba a decirle.
—Yo maté a tu familia, a toda ella. Entré en tu casa y les ejecuté uno a
uno dejándote con vida. Sólo te necesitaba a ti, así que lo hice.
Ainhara se quedó paralizada ante sus palabras sin tapujos, trató de respirar
pero notó su pecho congelado. Lo había dicho tan carente de sentimientos
que comenzó a temer por su vida. Nada era como creía que era.
—Años después destruiste todo cuanto amaba. Mis familiares murieron,
así que, estamos a la par. Nos hemos arrebatado a nuestros seres queridos.
Pero eso no la reconfortaba.

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Quien había estado cuidándola era el mismo que había ejecutado a todos
sus seres queridos, nadie la buscaba gracias a aquel doctor.
—¿Eres doctor?
—No, pero el equipo que te trata sí. Les pago para que cuiden de ti.
Contestaba sin tapujos, sin vacilar y sin apartar la mirada. No sentía
remordimientos y poco le importaba lo que estuviera pensando. Ainhara
sintió que estaba ante alguien transparente, que podía preguntar cuánto
quisiera que no iba a esconder nada. Y de pronto, se sintió en blanco ante la
brutalidad de sus palabras.
Era como si la hubieran encadenado a aquella silla y la hubieran
desprovisto de mente, trató de recordar para llorar las muertes de sus
familiares y se odió al no conseguirlo. ¿Cómo no podía recordar ni siquiera
un perfume?
—¿Tú me hiciste olvidar?
Negó con la cabeza antes de contestar.

—No tuve nada que ver. —Hizo una pausa donde tomó aire y cerró los
ojos unos pocos segundos— Te encontré en las ruinas de lo que era mi
antigua base, mi jefe yació allí mismo. Te encontré mal herida y creí que
debía matarte.
Las palabras comenzaron a doler en su garganta, tragaba fuertemente.
—Pero no me reconociste y creí que podría sanarte para luego destruirte.
Ainhara quiso levantarse y correr, en cambio, sintió que debía quedarse a
escuchar cuanto tenía que decirle. De todas formas, sus piernas no
colaboraba. Lo mejor ¿era morir allí mismo? ¿en su manos? No sabía bien si
él iba a querer mancharse con sangre las manos. ¿Qué tipo de hombre era en
realidad?
—Las semanas pasaron y vi tu amnesia. Y poco a poco mis ganas de
destruirte menguaron. Ya no eras la Ainhara que me lo había arrebatado todo.
—¿No quieres matarme?
Connor volvió a mirarla a los ojos y su calidez la hizo sentir algo mejor.
—No y me odio por ello. Pero ya no eres esa persona. Justicia poética
diría yo.
Ella frunció el ceño, no comprendía bien lo que le decía.
—Hemos acabado el uno con el otro. Y la Ainhara que tanto odiaba es
como si hubiera muerto, no tengo nada contra ti. Es más, manchando el honor
de mi familia, diría que te he tomado aprecio.
Se tomó unos segundos para dejar que las palabras resonaran en su cabeza
cual eco en una cueva. Su voz lo llenaba todo y poco a poco su significado
fue calando. De un modo perverso ambos eran enemigos. Él le había arrebato Recordar epub
a sus seres queridos y ella, en venganza, había cometido los mismos crímenes
horribles. Ahora, estaban en una paz ficticia dada a su amnesia.


Leer  ebook en online dando clic abajo

Si  lo que quieres es leerte   el libro en  linea  pues dejame decirte  que lo puedes hacer  dan clic en el  botón de abajo  y te redirige  hacia  donde podras  leerlo  sin ningún  problema  y ya muchos  lo   lo tiene  o lo están leyendo en este momento.

 online


PDF


EPUB


Libros Relacionados


Más  libros del mismo autor

Descarga aquí los libros originales y apoya a los autores.

Si en verdad te gusta nuestros libros comparte con un botón de abajo nos ayudará a seguir creciendo muchas gracias por compartir!!!